mundo

Creo firmemente que la juventud tiene que aprender a gestionar sus emociones y dejar de vivir en el paradigma de “qué mala suerte” y el victimismo, “¿Qué he hecho yo para merecerme esto?” ¿Por qué me interesa tanto? Tratamos a personas adultas… trabajo con personas que les quedan 3 telediarios con pronósticos de dos o tres meses de vida y tengo unas estadísticas muy elevadas donde la gente no vive sólo tres meses sino años y con calidad de vida y algunos tienen revisiones espontáneas y hemos hecho una grabación ahora concretamente con Maribel, no deje de ser curioso que el médico no le de el diagnóstico de que está curada porque la ciencia no lo ha demostrado pero dice que esto es un milagro. Vamos a quedarnos aquí un momento, que yo sepa la ciencia no ha demostrado que dios exista. Es más, un científico que se precie no cree.

Yo sólo haría una pregunta a todo el mundo, a los que tratamos la salud en general ¿Queremos tener razón o que la gente aprenda a sanarse? Aquí hay un paradigma muy importante es fundamental que esto quede claro sino todo de lo que voy a hablar de ahora en adelante no vais a entender nada Bien, la premisa es la siguiente o yo vivo en un mundo Newtoniano, Determinista donde yo soy un observador de unas circunstancias que no me afectan a mí salvo que puedan ser por accidente algo que yo no interactúo con aquello o soy observador de un mundo donde este campo, este universo interacciona conmigo y todo lo que me sucede, cada cosa que me sucede tiene que ver conmigo.cambio

Aquí estaremos en un paradigma de Newton y aquí en un paradigma cuántico que el mismo Einstein lo dijo. Si no te gusta el mundo que ves que sepas que no lo puedes cambiar pero si cambias la forma de verlo cambiarás su universo no el universo, tu universo… cambiarán tus circunstancias. Ahí está la clave… Todo el mundo entiende que las emociones son claves que nos comunicamos emocionalmente vosotros mismos me estáis escuchando, no estoy hablando como un robot yo hablo desde mi corazón y por lo tanto vuestros corazones están vibrando están conectando y me podréis creer o no me creeréis o me podéis entender o no eso no importa porque os voy a decir una cosa y va a quedar claro a partir de este momento yo no estoy hablando a vuestro tonto del culo. El tonto del culo se le puede llamar el ego, el súper ego… que justifica y lo razona todo el que cree que sabe por qué le pasan las cosas el que explica sus circunstancias el que cree saber el por qué ocurre todo o aquella conexión con tu corazón que es el que realmente sabe para qué ocurren las cosas por lo tanto, en el mundo Newtoniano la pregunta sería: ¿por qué me ocurre esto? y en el mundo cuántico: ¿para qué me ocurre esto? Cuando me hago la pregunta “¿por qué ocurre esto?” siempre me iré al otro y cuando digo ¿para qué ocurre esto? me voy a mí mismo Entonces, aquí estamos en el sentido de la víctima o estamos en la maestría… y esto es lo que enseñamos.

Esto se lo he enseñado a mis hijos y ellos se sanan sanan sus emociones y cambian su universo y cambian su mundo hecho ese preámbulo, que ya queda claro ahora invito a mirar más allá de las estrellas haciendo un homenaje a Giordano Bruno quién se atrevió a mirar más allá de las estrellas y le costó la vida. Bueno si yo estuviera en esa época seguro que me quemaban entonces ¿Qué estoy alimentando? Pues que abramos nuestras mentes hay una cosa que quiero dejar muy clara si pensáis que no es posible o si pensáis que sí es posible os doy mi palabra que ambos tenéis razón esto es importante pero no es una frase mía, es de Henry Ford Henry Ford dijo: si creéis que esto es posible tienes razón y si es al revés también.

Atención a lo que acabo de decir, me gustaría transmitiros que no penséis que vuestros pensamientos no van a ningún lado vuestros pensamientos y vuestros sentimientos los recibe el campo cuántico la matriz, como le llamaría Max Planck que recibió el premio Nobel por descubrir la mecánica cuántica, él nos habla de la matriz, ese campo que está aquí y está interaccionando con nosotros. Un doctor me dijo “la física newtoniana es para las partículas grandes y la cuántica para las subatómicas” y yo le contesté “que yo sepa, estoy hecho de partículas subatómicas”.

Un concepto que quiero introducir ahora es que no os creáis que de la materia inerte pueda surgir la conciencia esto es una mentira. Es científico pero es mentira, me atrevo a decirlo así por qué no nos atrevemos a decir que primero es la conciencia y después la materia cómo es posible que de la materia inerte surja una conciencia de la primera conciencia que podríamos hablar es de la bacteria cómo podemos llegar a pensar que un trozo de piedra puede llegar a hacer una bacteria que además tenga conciencia y tenga la capacidad de adaptarse a un ambiente ¿no será al revés?

Pues esta es la invitación que hago a todo el mundo. Vamos a pensar de otra manera, vamos a cambiar el paradigma, vamos a dejar de pensar que lo que nos ocurre son circunstancias de buena o mala suerte pero lo que explico ahora no son palabras bonitas ni filosóficas. Esto ya lo ha demostrado la ciencia pero, como en la edad media, lo que se enseña en las escuelas está en la edad de los Picapiedra y esto mismo lo he dicho en una universidad, no se les enseña lo más vanguardista, eso queda para los que están interesados en averiguar y descubrir cosas, por lo tanto, una de las cosas que parafraseando a Einstein, lo único que deberían hacer los educadores es que salgáis de las aulas con muchas ganas de aprender y sobre todo, tenéis que desaprender y Einstein dice: La educación es lo que queda tras olvidar lo que se aprendió en la escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *